La luz de Bertiz

La luz de Bertiz nos traslada a 1908. El espacio que nos rodea era de propiedad privada, desde el río Bidasoa hasta la cima de Aizkolegi. Aquí vivían Pedro Ciga Mayo y Dorotea Fernández Morales.

El Señorío de Bertiz es una finca de 2.052 hectáreas, propiedad del Patrimonio Forestal del Gobierno de Navarra, mayoritariamente poblada por hayas, declarado Parque Natural en el año 1984 e integrada dentro de la RED NATURA 2000.

Dentro del Señorío se encuentra el Palacio Cabo de Armería de Bertiz que preside un espectacular Jardín Histórico Artístico de poco más de 3,40 hectáreas de superficie. La primera referencia de propiedad del Señorío, es de finales del siglo XIV; habiéndose transmitido ésta de generación en generación hasta finales del siglo XIX, cuando la compró el matrimonio D. Pedro Ciga Mayo y Dña. Dorotea Fernández Morales.



Las vidrieras fueron parte importante de la decoración de varios edificios del Señorío: el palacio, la capilla y el palacete de Aizkolegi

El matrimonio Ciga-Fernández, disponía una importante fortuna económica y patrimonial. Fue una pareja peculiar para su tiempo por su amplia cultura y elevada sensibilización hacia la conservación de la naturaleza y la protección de los animales.  Posiblemente, por esta razón, compraron el Señorío de Bertiz, donde fijaron su residencia y pudieron expresar y realizar sus anhelos;  como por ejemplo  la reforma del Palacio y la capilla, la transformación y ampliación del jardín y la protección del bosque de la finca tras haber sufrido una sobreexplotación forestal.

El arte Modernista, en auge en aquel momento, se reflejó en las inversiones que desarrollaron. Asistidos por prestigiosos arquitectos de la época, reformaron el Palacio de Bertiz y la capilla, para posteriormente construir un nuevo palacete en la cima del monte de Aizkolegi punto más elevado del Señorío a 842 metros de altitud. A todos ellos, dotaron de singulares vidrieras modernistas de gran valor patrimonial y cultural.

El Señorío de Bertiz llegó a manos del Gobierno de Navarra, cuando falleció D. Pedro Ciga en el año 1949, quien legó la finca por testamento hológrafo a la Exma. Diputación Foral de Navarra.

Desde el año 2011, el Gobierno de Navarra a través de los Departamentos de Medio Ambiente y de Cultura; ha trabajado en el estudio, recuperación y salvaguarda del conjunto de vidrieras a través del proyecto denominado “LA LUZ DE BERTIZ”.  

La luz de Bertiz ofrece al visitante conocer el mundo de la vidriera gracias a la gran variedad de ejemplares existentes en muy poco espacio, lo que convierte al Parque Natural de Bertiz en poseedor del conjunto de vidrieras más variado de Navarra conocido hasta la fecha.

La restauración de la vidriera de la marquesina exterior de la capilla, la catalogación y estudio del conjunto de vidrieras de los Palacios de Bertiz y la organización de una exposición divulgativa sobre las técnicas y los estilos del patrimonio vitral conservado, constituyen las principales acciones realizadas con el proyecto La Luz de Bertiz

El proyecto de restauración del ejemplar modernista de la marquesina de la capilla es un referente en el campo de la conservación de vidrieras históricas.

Descubre el resultado de la restauración de la vidriera con una visita virtual 360º

Visita virtual

LA LUZ DE BERTIZ


QUÉ ES UNA VIDRIERA


VIDRIERAS DE BERTIZ


VISITA VIRTUAL